Acusan que JCyA es “propatronal”, porque impide emplazamiento a huelga de sindicato de la Uqroo

Acusan que JCyA es “propatronal”, porque impide emplazamiento a huelga de sindicato de la Uqroo

Los trabajadores piden renegociar el contrato colectivo de trabajo, pero no son escuchados. 

 

(La Opinión) (AGENCIA SIM)

 

Chetumal.- Personal de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo) se manifestó afuera de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje de esta ciudad, porque acusan que ignoraron su solicitud de emplazamiento a huelga, algo que para los inconformes demuestra que la Junta actúa con parcialidad, como cuando se negaban a darles reconocimiento como sindicato, el que debieron obtener por litigio.
La Junta Local de Conciliación y Arbitraje es “propatronal”, denunció el Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos de la Universidad de Quintana Roo (Sauqroo), pues pese a que ingresaron hace tiempo la solicitud de emplazamiento a huelga, para que corriera a partir del día 5 de junio, dicha instancia lo ignoró, atentando contra los derechos de los trabajadores. 
Por ello, ya tramitaron un amparo. 
En entrevista, el dirigente del Sauqroo, Mario Vargas Paredes, dijo que ellos quieren renegociar el contrato colectivo, pero la negativa del rector al diálogo no les deja más opción que la huelga.
“Nosotros estamos protestando enfrente de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje por ese papel intervencionista que ha tenido (la Junta) en la universidad; podríamos decir que es propatronal y antisindical; es decir, está más a favor de los intereses de los patrones que de los trabajadores; pero además interviene contra los derechos de los trabajadores”, denunció.
Lo anterior es inconcebible en estos tiempos, afirmó, donde hay una reforma laboral y donde el Presidente de la república ha convocado a una serie de transformaciones en la vida de los trabajadores.
“Pareciera que este es un estado aparte; que esta Junta Local está ignorando lo que pasa a nivel nacional”, sentencia.

 

“SOLO EL RECTOR QUIERE LA HUELGA”

 

Explicó cómo fue el proceso mediante el que tramitaron el emplazamiento a huelga que fue ignorado.
“Nosotros emplazamos a huelga, o pretendimos hacerlo a través de un pliego petitorio que presentamos, para que la Junta Local a su vez lo presentara a Rectoría por lo menos 10 días antes del 5 de junio; eso no ocurrió porque la Junta presentó una serie de argumentos que incluso van contra la jurisprudencia que conocemos; al no proceder esa notificación, el rector encontró como pretexto que como no se le notificó, no nos podíamos sentar a la mesa”, mencionó.
Lo cual, apuntó, es falso, dado que no se necesita de una notificación para que las partes puedan sentarse a negociar.
Pero aclaró que el emplazamiento sigue caminando. Tan es así que han metido un amparo ante el Juzgado Primero de Distrito.
“Si la Judicatura falla a nuestro favor, la Junta Local -de nueva cuenta, porque es la segunda vez que nos obstaculizan- va a tener que notificar a la Rectoría y para entonces sí habrá solamente 10 días para que la Rectoría se siente a negociar, sin pretextos, el contrato colectivo; y si no hay eso sí hay un emplazamiento a huelga, que reitero, será de 10 días naturales a partir de que la junta notifique”, puntualizó. 
Concluyó resaltando que nadie desea la huelga, pero si no hay intenciones de Rectoría de querer sentarse a discutir el contrato colectivo de trabajo, será inevitable.