Borge cumplió 13 por ciento de metas de seguridad en 2015: ASF

Borge cumplió 13 por ciento de metas de seguridad en 2015: ASF

Solo se aplicaron uno de cada cuatro pesos otorgados en 2015

A epesar de la situación de inseguridad, no supieron donde aplicar 130 MDP

Y además, se compraron equipos que nunca funcionaron

Hugo Martoccia

En el año 2015, el gobierno de Roberto Borge solo aplicó un 25 por ciento de los recursos de un fondo federal para seguridad pública, y la parte que utilizó estuvo plagada de irregularidades.

En ese año se adjudicaron obras sin licitaciones, se compraron equipos que nunca funcionaron, y solo se alcanzó un 13 por ciento de los objetivos que se habían planteado.

Ese accionar y esos números explican mucho de lo que está pasando hoy.

El informe de la Cuenta Publica 2015 que realizó la Auditoría Superior de la Federación (ASF) demuestra, en el análisis a dos diversos fondos de seguridad, que la anterior administración sub ejerció fondos, e hizo un manejo irregular de contrataciones y controles.

Según la Auditoría Financiera con Enfoque de Desempeño del Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP) que forma parte de la citada Cuenta Pública, la gestión de recursos de ese año dejó mucho que desear.

“De acuerdo a los indicadores utilizados por la ASF, se determinó que al 31 de diciembre de 2015 solo se había alcanzado el 13.4 por ciento de las metas programadas”, dice un párrafo de ese informe.

Además, se explica que a esa fecha la administración anterior solo había ejercido el 26 por ciento de los recursos del FASP, y que incluso casi al fin de la administración de Borge no se ejercieron más de 50 millones de pesos de esos recursos.

Se trata de un dato inexplicable en un contexto de crecimiento de inseguridad y violencia que lleva mucho años.

Para ponerlo en números. En 2015, el FASP otorgó al estado 184 MDP, y a fin de ese año solo se habían ejercido 48.5 MDP. Quedaron más de 130 MDP que no supieron cómo gastarse.
EQUIPOS SIN OPERAR y ADJUDICACIONES IRREGULARES

En el informe también se especifica que se entregaron obras y servicios sin licitación, por un monto de 9.7 MDP, que tenían que ver con Proyectos Arquitectónicos y Ejecutivos para el Nuevo Sistema de Justicia Penal, un sistema informático de gestión para la administración penal, y encuestas e informes diversos.

También hubo problemas con los recursos federales del fondo de Subsidios para las Entidades Federativas para el Fortalecimiento de las Instituciones de Seguridad Pública en Materia de Mando Policial.

En ese caso, de los 46.2 MDP otorgados se ejercieron solo 35.6 millones, y se compararon equipos que luego ni siquiera funcionaron.

Según el informe, se compraron 5 estaciones de captura de registros dactilares y palmas, por 2.5 MDP; 5 estaciones de investigación forense de audio, por 2.9 MDP, y 4 estaciones verificadoras o de consulta de huellas, por 2.5 MDP, y en todos los casos la ASF constató que los equipos “se encuentran sin instalar y sin operar”, y en los casos en que operaban, estaban en manos de personal no capacitado para hacerlo.