“ES IMPORTANTE ESTUDIAR UN POCO” | Cristina les dice a funcionarios de Laura Beristain que la suba de impuestos podría generar una baja de la recaudación en un contexto de crisis

“ES IMPORTANTE ESTUDIAR UN POCO” | Cristina les dice a funcionarios de Laura Beristain que la suba de impuestos podría generar una baja de la recaudación en un contexto de crisis

“Los economistas saben que existe algo llamado “efecto Laffer”, que en resumen significa que cuando los impuestos y derechos son elevados, si se aumentan aún más, los ingresos recaudados terminarán disminuyendo”, explicó la diputada Cristina Torres en una carta pública. 

Y dijo que es una “falacia” que las clases más necesitadas no se verán afectadas por el aumento de impuestos que decidió la alcaldesa Laura Beristain. 

Cristina Torres se mostró dispuesta a colaborar con el municipio, pero consideró que del otro lado se debe mostrar más predisposición a bajar gastaos antes que subir impuestos.

“En esta época deberíamos estar hablando más de trabajo en equipo que de buscar construir mayorías  que en el discurso hable de los pobres y de la población, pero en los hechos sean los más olvidados”, dijo.

 

(La Opinión) 

 

La diputada panista y ex alcaldesa de Solidaridad, Cristina Torres, emitió un duro pronunciamiento en contra del aumento de impuestos y derechos que el Cabildo de ese municipio aprobó el pasado sábado. 
Mediante una carta pública, la diputada dijo que ese aumento impactará en las clases más necesitadas y en la economía del municipio, e hizo referencia a teorías económicas que explican que en tiempos de recesión o crisis, los incrementos de impuestos terminan siendo contraproducentes hasta para la propia recaudación. 

 

“Es importante estudiar un poco, los economistas saben que  existe algo llamado “efecto Laffer”: Que en resumen significa que cuando los impuestos y derechos son elevados, si se aumentan aún más, los ingresos recaudados terminarán disminuyendo, y más en tiempos de crisis, cosa que parece estar viviendo Solidaridad”, dijo la panista en la carta.

 

Por eso, dijo que “un gobierno responsable” presentaría políticas públicas a favor de la austeridad y la reducción del gasto público, e incluso algún tipo de programa que fomente la inversión con la disminución de algunas tasas o cobros para, por ejemplo, apertura de negocios.
 
“Habrá que plantearse también si una medida más adecuada, eficiente e inmediata de reactivar la economía es quizá la reducción de impuestos, los incentivos a la inversión,  para que con ello  quien aumente el gasto sea el ciudadano y no el sector público”, explicó.

 

También, dijo que medidas de ese tipo podrían fomentar un mayor consumo y ahorro. 

 

“A través del consumo, se fomenta la demanda agregada, el crecimiento económico y el empleo y, a través del ahorro, se aumentan los niveles de liquidez del sistema bancario y se potencia la oferta de créditos”, dijo. 

 

La carta de Cristina Torres tiene que ver con la decisión del Cabildo de Solidaridad de apoyar la propuesta de Laura Beristain para aumentar algunos impuestos y derechos. 
Por ejemplo, se cobrará al boletaje de cine, se duplican pagos en algunas áreas de Protección Civil, y también se incrementó en un 50% el ISABI, que pasó de una alícuota del 2 al 3% sobre la compraventa de bienes inmuebles. 

 

Aquí la carta completa de Cristina Torres: 

 

Buscar aumentar impuestos usando como excusa principal el que no se afecta a la clase más necesitada es una excusa mezquina porque en contrario sensu implicaría más impuestos a la clase trabajadora, que son los que mueven la economía del  municipio; por ello la propia frase atenta directamente en contra del fomento a la inversión.
Un gobierno responsable estaría presentando un plan de políticas públicas pro austeridad y a favor de la reducción del gasto público, una serie de acciones que fomenten la inversión y agilicen la apertura de negocios,  y no planteando un simple aumento de la base recaudatoria cautiva ya de por sí.
Quiero aclarar en primer lugar que  *soy municipalista* y que se por experiencia propia que los Municipios tienen en sus derechos e impuestos municipales la piedra angular de sus ingresos propios; sin embargo un alza  altos impuestos sin análisis profundo,  sin razón ni fundamento no es la solución, *no se puede ni se debe seguir errando en Solidaridad en materia recaudatoria*.
Si es verdad lo que se dice sobre la recaudación, la pregunta que se debería de estar respondiendo es ¿Cuál es  el motivo que causó el no haber alcanzado las metas recaudatorias en 2019? ¿Por qué los ciudadanos han dejado de creer en el gobierno municipal a tal grado que han decidido no pagar sus impuestos? ¿qué factores han generado el cierre de negocios formales? ¿por qué ha proliferado el comercio informal? ¿qué ha generado la baja en el ISABI?   Esas y otras preguntas más,  son las que deberían estar reflejadas en la política fiscal del municipio de cara al 2020.
En momentos de crisis como la actual, lo que los gobiernos deberían de buscar son políticas de reactivación económica; porque es a través de la reducción de los impuestos, que los ciudadanos tienen más ingresos disponible para el consumo y el ahorro y son estos dos factores los que dan movimiento a la economía local. A través del consumo, se fomenta la demanda agregada, el crecimiento económico y el empleo y, a través del ahorro, se aumentan los niveles de liquidez del sistema bancario y se potencia la oferta de créditos. 
Hasta ahora, las principales soluciones ofrecidas para paliar la crisis han sido el incremento del gasto público como política de reactivación económica y el endeudamiento del sector público para sustentar dicho gasto. Habrá que plantearse también si una medida más adecuada, eficiente e inmediata de reactivar la economía es quizá la reducción de impuestos, los incentivos a la inversión,  para que con ello  quien aumente el gasto sea el ciudadano y no el sector público.
Es importante estudiar un poco, los economistas saben que  existe algo llamado “efecto Laffer”: Que en resumen significa que cuando los impuestos y derechos son elevados, si se aumentan aún más,  los ingresos recaudados terminarán disminuyendo, y más en tiempos de crisis cosa que parece estar viviendo Solidaridad.
Los especialistas advierten de que en épocas de crisis no se pueden subir los impuestos. Básicamente, porque el descenso de dinamismo económico derivado de la recesión junto a la propia subida de impuestos deprimen todavía más la actividad económica.
Finalmente decir que las clases más bajas no se verán afectadas es una falacia en el discurso, porque la reclasificación del catastro  ¿no subirá las rentas de aquellos que no pueden pagar su vivienda propia y viven en palapas rentadas? ¿ya no podrán llevar a sus hijos al cine porque el valor del boleto va a aumentar o serán menores las promociones a las que se hagan acreedores? ¿si heredaron una propiedad a ellos no se les tasará el ISABI al 3% solo por ser de clases necesitadas? 
Lo que se debe perseguir es eliminar los obstáculos al la inversión y al desarrollo del tejido productivo, de modo que la política fiscal se centre en la reducción de las cargas impositivas y en la reducción del peso del sector público en las actividades productivas. ¿Qué mejor momento que el actual para reducir los impuestos e implementar reformas económicas profundas? No al aumento, sí a atreverse a generar políticas públicas que ofrezcan incentivos fiscales para fomentar la inversión en diversos sectores; hace poco hablando con personas que conocen y saben de urbanismo en la ciudad nos recomendaban: 
1. La reorganización catastral No como un factor de cobro en sí mismo, sino como un factor de valuación real, es decir, revisar todos aquellos lotes e inmuebles considerados como baldíos y verificar su estatus, si existe obras o construcciones en ellos, realizar un avalúo conforme a sus condiciones 
2. Agilización en las licencias y permisos de desarrollo urbano.- Ha imperado el tortuguismos en las autorizaciones y es ahí donde debe de incidirse, porque potencialmente implica inversión y desarrollo que al mismo tiempo genera plusvalía en los inmuebles y una causal de revaluación catastral en si misma.
3. Fomentar la inversión para aperturar negocios y generar ingresos asociados a la apertura de empresas.
Desde el congreso sí quiero y creo que se puede apoyar al gobierno municipal a que sus políticas públicas de ingresos sean exitosas y claro que se puede orientar el ingreso hacia montos asequibles y lógicos que le permitan crecer al contribuyente y recaudar más al municipio, pero se debe de anteponer la gente, dejar a un lado los colores políticos (o fusionarlos, como se prefiera) y trabajar por tener un municipio que sienta que todos los políticos trabajan por la gente, que sienta y sobre todo sepa y vea que su gobierno reduce el gasto e invierte más en obra pública de primera necesidad; que vea que sus diputados estamos para defender presupuestos justos para que se acorten las carencias sociales, en esta época deberíamos estar hablando más de trabajo en equipo que  de buscar construir mayorías  que en el discurso hable de los pobres y de la población pero en los hechos sean los más olvidados.
Trabajemos unidos por el Quintana Roo y Solidaridad que merecemos todos.