Las “pluris” pierden valor en los partidos chicos | El que quiera ser diputado, deberá competir en un distrito

Las “pluris” pierden valor en los partidos chicos | El que quiera ser diputado, deberá competir en un distrito

Es por el sistema de “cociente natural”, que obliga a los partidos a tener el 10% de los votos para obtener una plurinominal. 

Se acabaron los tiempos en que los liderazgos de los partidos pequeños peleaban por la primera pluri.

En esos partidos se quejan de que con este nuevo sistema pierden espacios, lo que era una de las razones de ser de la representación proporcional. 

Sólo MORENA y PAN, y posiblemente PRI, estarían en condiciones de lograr plurinominales. 

¿Algún partido pequeño dará la sorpresa? 

 

(La Opinión) 

 

Los liderazgos de los llamados partidos chicos en el estado buscan participar de la elección del próximo 2 de junio como candidatos en algún distrito, ante la casi segura imposibilidad de conseguir algún lugar entre los 10 espacios para plurinominales.  
En los últimos días, se supo de la intención de Hernán Villatoro, del PT, de competir como candidato en el distrito 2 de Cancún, así como el caso de José Luis Toledo Medina, Chanito, del MC, que ha dicho que “en un 80%” está decidido a competir en el distrito 10 de Playa de Carmen. 
Lo mismo sucede en el Verde Ecologista, en donde ha emergido en estos días la figura de Elvia Estrada de Barba (madre de Remberto Estrada) como posible candidata en el distrito 4. 
El PRD mantiene aún la esperanza de lograr alguna “pluri”, sobre todo si a la votación que esperan captar en la zona maya de Felipe Carrillo Puerto y José Maria Morelos, más Tulum, le pueden sumar en Cancún alguna candidatura del desaparecido PES (quizá la de Greg Sánchez en el distrito 3). 
Quien busca la primera plurinominal del PRD es el ex alcalde Julian Ricalde Magaña, pero aun con el agregado del PES, se sabe que es una tarea muy difícil.  
En el caso de los partidos estatales nacientes, Confianza por Quintana Roo y el Movimiento Auténtico Social, las expectativas por ambos se han ido desinflando, y el único objetivo que tienen es el de conservar el registro. 
Ahí justamente está el punto central de la cuestión. Antes, cualquier partido que conservaba su registro con el 3% de los votos válidos de la elección, tenía derecho a un plurinominal. 
Por eso, los liderazgos de los partidos, sobre todo los más pequeños, buscaban instalarse en los primeros espacios del listado plurinominal y así ingresaban al Congreso. 
Desde 2017, la ley dice que para conseguir una plurinominal se necesita ese 3%, que garantiza el registro, pero también se debe cumplir con el “cociente natural”.

 

NÚMEROS Y RAZONES 

 

La Opinión ya realizó algunas notas con respecto a lo que significa ese cociente natural. Pero vale la pena informar nuevamente, porque el tema no está difundido realmente.  
Según la ley el cociente natural es “dividir la votación efectiva entre el número de curules a repartir”. 
Para que se entienda con números: si en la próxima elección votan 400 mil personas, el cociente natural será de 40 mil. 
O sea, en ese supuesto se necesitarían 12 mil votos para mantener el registro (el 3%) y 40 mil votos para poder acceder a una “pluri”.
Vamos a otros datos de la realidad que demuestran lo difícil que será acceder a una plurinominal.
En 2016, el PVEM, aún habiendo ganado Cancún obtuvo 60 mil votos en todo el estado. En la elección del año pasado, sólo obtuvo 18 mil. 
El PT, que fue aliado de MORENA en el arrasador triunfo de López Obrador, alcanzó poco más de 30 mil votos en el estado en 2018. 
El MC, en las últimas dos elecciones obtuvo menos de 13 mil votos en cada una. 
El que estuvo más cerca de los números que se necesitan para llegar a una “pluri” ha sido el PES, que obtuvo 35 mil votos en 2016, y más de 40 mil en 2018. 
El único problema es que ese partido, al día de hoy, no tiene registro como tal. No puede competir en la elección, porque nacionalmente no logró el 3% exigido por la ley. (El caso está a resolución del TEPJF)
El caso del PRI es una incógnita. El año pasado, en la peor elección de su historia, logró más de 85 mil votos. 
Si bien nadie cree que pueda sostener ese número, se supone que el partido aún tiene una base histórica que no lo haría bajar del 10% de la votación. 

 

LOS GANADORES 

 

De acuerdo a las proyecciones de números que hay actualmente, entonces, los únicos que tienen aseguradas plurinominales son MORENA y el PAN, y, como ya se dijo, posiblemente el PRI. 
Según la ley, sólo los partidos que logren el cociente natural se repartirán las 10 plurinominales.
Dice la ley sobre ese reparto: 

 

“Deberá calcularse la asignación por cociente electoral, cuya distribución se iniciará por ronda en orden decreciente de los votos obtenidos por los partidos políticos, asignándose tantas diputaciones como número de veces su votación contenga el cociente electoral obtenido”.
“Si después de aplicarse el reparto por cociente electoral quedaren diputaciones por repartir, se distribuirán por resto mayor, siguiendo el orden decreciente de los votos no utilizados por cada uno de los partidos políticos en la asignación de curules”. 

 

Según como están las cosas, entonces, pudiera darse el caso de que MORENA se quede con 4 o 5 plurinominales, siempre y cuando el partido no termine sobre representado en la próxima Legislatura. 
Esa situación del reparto de plurinominales ya ha generado críticas, porque los partidos pequeños creen que se está yendo en contra del espíritu de la representación proporcional.  
Según el propio Sistema de Información Legislativa Federal, el concepto de la representación proporcional es el siguiente: 
 
“El objetivo de este principio es proteger la expresión electoral cuantitativa de las minorías políticas y garantizar su participación en la integración del órgano legislativo, según su representatividad”. 

 

Lo extraño, es que esta ley tiene bastante más de un año de aprobada, y nadie hizo señalamiento alguno.