Los secuestran en Cancún, y terminan calcinados

Los secuestran en Cancún, y terminan calcinados

Se trata de tres personas secuestradas días atrás

Es parte de la estadística de un cierre de año con la violencia desbordada, pero con un agravante: se trata de actividades “paralelas” de las bandas del crimen organizado

2017 marca récords en delitos, con el número de ejecutados a la cabeza

En diciembre hubo, en promedio, más de un ejecutado por día en Quintana Roo

 

 

(La Opinión) (AGENCIA SIM)

 

Padre, hijo y empleado, eran los tres hombres que fueron ejecutados y después calcinados en la Región 249 la madrugada del viernes.
Los tres fueron víctimas de un secuestro y al no pagarse el rescate exigido por los plagiarios, fueron ejecutados.
Sus familiares ya acudieron ante la autoridad ministerial para identificar y reclamar los cuerpos de manera oficial.
La Vicefiscalía de la Zona Norte informó ayer que ante el Ministerio Público del Fuero Común, acudieron personas que dijeron ser familiares de los tres hombres que fueron ejecutados y calcinados en la Región 249 la madrugada del pasado viernes.
De acuerdo con la dependencia, los occisos fueron identificados como A. G. I. de 46 años de edad, originario de Tabasco, de ocupación agricultor; su hijo J. A. G. V. de 28 años, originario de Tabasco; y un empleado de nombre E. J. C. P. de 29 años de edad, originario de Yucatán.
La identificación fue hecha gracias a la placa de la camioneta donde fueron abandonados los cuerpos, y donde les prendieron fuego en un paraje de la Región 249.
El vehículo estaba registrado a nombre de las víctimas y fue así que pudieron identificarlos.
La autoridad ministerial ya tenía conocimiento de la desaparición de los tres ahora occisos, pues fueron víctimas de un secuestro.
El caso resalta dentro de una estadística feroz, porque implica que las bandas del crimen organizado están instaladas no solo en el negocio de las drogas ilegales, sino también en los negocios paralelos, como la extorsión y los secuestros.

 

2017, AÑO RÉCORD EN EJECUCIONES

 

Los índices de inseguridad y violencia se dispararon este año, y marcaron récords en casi todos los rubros.
Las ejecuciones, en ese sentido, han sido algo así como el termómetro de esa violencia. Y Cancún, como la principal ciudad del estado, es el espejo.
A horas de que termine el año, tan solo en Cancún, durante el mes de diciembre, han habido 32 ejecuciones, un promedio de una por día.
En el año, la suma alcanza a 227, casi multiplicando por 4 los 61 ejecutados de 2016.
Sin duda, la seguridad será el mayor reto para el Gobierno en 2018.