Nivardo pierde control del Cabildo | Regidores no aceptan sesión extraordinaria

Nivardo pierde control del Cabildo | Regidores no aceptan sesión extraordinaria

Luego de denunciarlo ante el Teqroo, los regidores ahora se le rebelan en el Cabildo, y no aprueban Orden del Día.  

El alcalde entra en zona de turbulencia política, y pone su futuro en riesgo. 

 

(La Opinión) (con información de Noticaribe)

 

En medio de acusaciones cruzadas, la sesión extraordinaria de Cabildo de hoy tuvo que ser cancelada, luego que seis regidores votaran en contra de la Orden del Día.
Por ese motivo, Jesús Rosado Ek no pudo tomar protesta como regidor, en sustitución de Fidencio Kau Grinda.
Los regidores María Trinidad García Arguelles, María Elena Ruíz Molina, Leticia Alcocer Ávila, Lourdes Deinis Lugo y Rubén Álvarez Mendoza objetaron que no se haya incluido en el Orden del Día una solicitud presentada por ellos, para que en la Sesión Extraordinaria se trate la revocación de los poderes especiales otorgados a José David Kauil Chimal, secretario particular del presidente municipal, a quien acusan por la “ingobernabilidad” del municipio. 
Los regidores también objetaron que no se les presentó una copia de la cuenta pública de 2018.
Por estas razones, y por no citar a dos sesiones ordinarias mensuales, como lo ordena la ley, seis regidores presentaron ante el Tribunal Electoral del estado diversos Juicios para la Protección de los derechos Políticos Electorales en contra del alcalde.  
En la sesión de hoy, el presidente municipal, Nivardo Mena Villanueva, contó con el apoyo de la sindico, Leticia Dzib Mazun y los concejales, Teresita Tuz Ciau y Tomás de Cantuberry Cupul Ayil, pero esos apoyos fueron insuficientes para que se pudiera instalar la sesión.
Las cosas se pusieron tensas, al intercambiarse reclamos entre los dos regidores todavía afines al presidente municipal, quien renunció al PT y se afilió al PRD, y los seis que votaron en contra.
Nivardo Mena pasa por un complejo momento político, y luego de darle la espalda al lopezobradorismo, deberá enfrentar los próximos dos años con un Congreso hostil.