“Nos pegó un huracán categoría 5, y estamos viviendo el período de aniquilación económica”: Pedro Joaquín

“Nos pegó un huracán categoría 5, y estamos viviendo el período de aniquilación económica”: Pedro Joaquín

El alcalde de Cozumel dijo que los ciudadanos deben prepararse como para una crisis post huracán por el Covid-19. 

“Considero que debemos estar preparados para afrontar esto entre 45 días y tres meses, como mínimo”, dijo. 

Comentó que la situación de las navieras es “dramática”, y que al menos una de las grandes no sobrevivirá. 

Pero aún así es optimista. 

“Si en algún lado se restablecen los cruceros en el mundo, el primer lugar va a ser el Caribe, y yo les aseguro que ahí va a estar Cozumel”, dijo.

Anticipó una caída inminente del 7% en los ingresos municipales, y dijo que habrá que tomar decisiones “drásticas y duras”. 

Segunda parte de la entrevista con Pedro Joaquín con La Opinión. 

 

(La Opinión) 

 

¿Cómo está la economía y cuál es la proyección para las próximas semanas? 

 

La buena noticia es que hasta el último puente, hasta el 16 de marzo, Cozumel tenía una estupenda ocupación hotelera y un estupendo movimiento de cruceros; en todas las vertientes teníamos crecimiento.
Haz de cuenta que el miércoles pasado a nosotros nos pegó un huracán categoría cinco, y estamos viviendo actualmente el periodo de, me atrevo a decir, aniquilación económica, que trae generalmente un fenómeno de este tipo. Sin la destrucción material claro. Pero es exactamente lo que estaremos viviendo en los próximos meses. 
Yo considero que debemos estar preparados para afrontar esto entre 45 días y tres meses, como mínimo. En un huracán hemos llegado a sufrir seis meses, inclusive un año, de carencia turística. Esperemos que no llegue a eso, pero eso es para que la ciudadanía tenga en mente ese panorama. Que se prepare justamente como se ha afrontado ante eventos como este. 

 

O sea, se repite la situación de otras crisis profundas 

 

Cozumel ha salido airoso de eventos como este anteriormente. eventos similares, muy duros para la economía. Hay al menos tres parecidos. 
El crack bursátil del 87, aunado al huracán Gilberto del 88; después, obviamente el huracán Wilma en 2005, y justamente cuando empezamos a salir adelante, vino el periodo 2008-2009, nuevamente con la crisis financiera y la crisis de la influenza AH1N1. Después de esa crisis, apenas tuvimos números positivos de crecimiento recién hasta 2012, muy similar a lo que Cancun vivió. 
Entonces, este viene hacer otro momento de esos, me atrevo decir que con igual profundidad de esos casos, y quizá la suma de algunos de ellos. No sabemos todavía con certeza donde acabará esto.

 

¿Qué información ha tenido de las navieras? 

 

He logrado hablar con la mayoría de ellas el lunes pasado, y están en una situación nunca antes vista para ellos. Por un lado, ahora están viendo lo que pasamos los destinos turísticos a los cuales ellas van. Porque para ellas era muy fácil cambiar de Cozumel a otro lugar cuando había un huracán o alguna contingencia, y hoy por primera vez ellas son también damnificadas. 
La situación es dramática para ellas. Yo me atrevo a decir que estamos en un panorama en el cual quizás algunas de las grandes no sobreviva, y lo mismo creo que vamos a ver con cadenas hotelera internacionales, aerolíneas. 
Es un golpe tremendo al turismo a nivel mundial. Yo creo que es el sector más afectado en todo el mundo, y creo que van a ser fundamentales los esfuerzos de los bancos centrales y del gobierno federal en establecer una especie de plan Marshall hacia el sector turístico, para revitalizar la economía de todo el mundo que depende de esta actividad económica.

 

¿Tiene alguna idea de cuando vuelven a trabajar las navieras ?

 

Mira, Carnival, que es una de las más afectadas, nos está poniendo aproximadamente 30 días de plazo, pero no quieren hablar nada antes de eso. Sin embargo, creen ellos que en caso de que se resolviera en 30 días, al menos les tomaría otros 30 días tomar algo de dinámica en las reservaciones. 
MSC ha sido más directa con nosotros. El último crucero lo tuvimos el martes pasado y ellos nos están diciendo 45 días, mínimo. Entonces, estamos hablando, me atrevo a decir, como mínimo un mes y dos meses para que vuelva a esa actividad. 
La buena noticia que veo es que esta posible no sobrevivencia económica de parte de ellas va a conllevar a la presión de que se restablezcan las rutas, y yo les garantizo que en primera instancia va a estar Cozumel, gracias a la buena coordinación que hemos tenido con ellos. 
Si en algún lado se restablecen los cruceros en el mundo, el primer lugar va ser el Caribe, y yo les aseguro que ahí va a estar Cozumel.

 

¿Y cuál es la proyección en los ingresos municipales? ¿Qué impacto tendrá está crisis?

 

La tesorería está reestructurando todo nuestro presupuesto, lo estaremos discutiendo con el Cabildo más adelante. Pero solamente el primer dato, es que tendremos una caída de como mínimo 30 millones de pesos en los ingresos propios.
Para un municipio como nosotros, estamos hablando de alrededor del 7%, solamente como primer impacto.
Habrá que tomar decisiones drásticas y duras. La infraestructura social que el ayuntamiento invierte, contemplábamos la inversión sobrepasando los 100 millones de pesos, obviamente se va a reducir esa cantidad. Queremos irnos a lo básico que tiene que atender un ayuntamiento: servicios públicos, pavimentación, y seguridad pública.
Las inversiones que tenemos pensadas en materia de seguridad se mantienen. Es más, se le da un carácter de mayor prioridad. Principalmente nuestro proyecto de cámaras y de seguir mejorando la movilidad de la policía de la isla