Ofrece Ayuntamiento de BJ disculpa pública a periodista, por hechos sucedidos en anteriores administraciones

Ofrece Ayuntamiento de BJ disculpa pública a periodista, por hechos sucedidos en anteriores administraciones

Es para el periodista Luciano Nuñez. 

“En esta administración, tenemos cero tolerancia a cualquier violación a los derechos humanos”, dijo Mara Lezama. 

 

(La Opinión) (información Gobierno de Benito Juárez)  

 

Cancún, Q.R., a 11 de junio de 2019.- “La libertad de expresión es un derecho consagrado en nuestra constitución y en esta administración, tenemos cero tolerancia a cualquier violación a los derechos humanos, así como cualquier atentado en contra de las libertades de expresión de prensa y de libre manifestación de las ideas”, señaló la Presidente Municipal, Mara Lezama, en la disculpa pública que ofreció el H. Ayuntamiento de Benito Juárez al periodista y escritor Luciano Antonio Núñez, por los agravios recibidos durante la administración 2016-2018.
“Vivimos en un país donde se debe de respetar el derecho a expresarnos, a opinar, a manifestar nuestras ideas y difundir de manera libre y responsable lo que pensamos, pero sabemos que aún persisten posturas en contra de esta libertad, todavía algunos servidores públicos creen que aún es una concesión que se otorga como si fuera un permiso”, indicó.
Reiteró que como Presidente Municipal, como gente de los medios de comunicación y como ciudadana, respeta el derecho a pensar distinto, porque es a través de la diversidad de opiniones como se puede enriquecer al municipio y al  país.
Dijo que “el compromiso de los que integramos este gobierno es garantizar los derechos fundamentales de todas las personas, mucho más allá de cumplir con las disposiciones legales; estamos convencidos que la libertad de expresión, la libertad de pensamiento construye democracia y por ello para nosotros es muy importante garantizar este derecho para todos los ciudadanos”.
Detalló que Luciano Antonio Núñez, fue víctima de hechos violatorios a la libertad de expresión y a sus derechos humanos, y que se vio envuelto en una controversia por un presunto plagio de la obra literaria “El Beso de Judas” con registro ante el Instituto Nacional de Derecho de Autor en 2013.
Añadió que este acto marca un precedente para evitar que se trasgreda el honor y la dignidad de una persona, se violen sus derechos humanos y que existan represalias por ejercer su profesión en el presente y en el futuro de esta administración.
Ante ello, destacó que en apego a las disposiciones legales en la materia y en cumplimiento a la recomendación de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo  (CDHQROO) 01/2019/II, a nombre del Ayuntamiento de Benito Juárez, “ofrecemos una disculpa pública al periodista y escritor Luciano Antonio Núñez”.
En este contexto, agregó, de conformidad con la Ley de Derechos Humanos del Estado de  Quintana Roo a la Ley de Atención a Víctimas del Estado de Quintana Roo, y en atención a otros puntos de la recomendación informo que se ha dado cumplimiento de las siguientes acciones: La impartición de un curso de derechos humanos para personal municipal y un programa de capacitación con enfoque en derechos humanos y libertad de expresión para miembros del Honorable Ayuntamiento de Benito Juárez.
También indicó que todo servidor público ha sido instruido para abstenerse en cualquier caso de intimidar o violentar en el futuro, el derecho a la libertad de expresión de Luciano Núñez  y de cualquier persona en ejercicio de sus derechos.
Dijo que se ha solicitado a la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Quintana Roo, la inscripción de Luciano Antonio Núñez en el Registro de Víctimas para acceder a la indemnización respectiva y los beneficios establecidos por ley, y aseguró que aún se está en la espera de la respuesta del organismo estatal.
Marco Antonio Toh Euan, presidente de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Quintana Roo, aplaudió y celebró que “la Presidente Municipal, Mara Lezama, quien representa al municipio, y que esto no haya sido en su gestión, haya hecho esta disculpa pública, refrenda una vez más la obligación que tienen los servidores públicos de respetar, proteger, promover y garantizar los derechos humanos”.
Por su parte, Luciano Antonio Núñez agradeció a la Presidente Municipal por esta disculpa pública al declarar: “quiero agradecer a Mara Lezama por poner el rostro a la disculpa que la enaltece a ella como persona y como servidora pública”.
Dijo que acepta esta disculpa como una forma de entender el rol y la relación del gobierno y los comunicadores en afán de consolidar las instituciones.
 
A continuación reproducimos íntegro el texto del periodista Luciano Núñez al recibir las disculpas por parte del gobierno de Mara Lezama:
 
Gracias por estar aquí acompañándome. Es fascinante descubrir las diferentes formas de experimentar y entender el perdón, y de cómo llega, a veces, como el amor, de la forma más inesperada.
He reescrito varias veces lo que iba a decir, porque le he quitado restos de enojo que quedaban entre las palabras, y he preferido encaminarme a un intento de reflexión que aporte algo.
Quiero compartirles algo sobre mí.
Como muchos de ustedes llegué a Cancún buscando mejores oportunidades. Y dicen que Cancún, o adopta o aborta. Fui adoptado inmediatamente por la gente de esta ciudad.
Comencé a trabajar al segundo día de tocar esta roca caliza llena de lugares verdes y turquesas. Llena de olor a elegancia y frituras, a gente anónima que pronto desaparece y gente que empieza a formar comunidad. En esa pendiente he desarrollado mi carrera en diferentes medios de comunicación y a este mismo gobierno entregué tres años de mi trabajo y la formación que traje de Argentina.
¿Por qué estamos aquí hoy?
La historia que hoy nos convoca es muy simple. Escribí un libro: El Beso de Judas. Y el resultado de mi reclamo jurídico por sus derechos de autor, generó una amenaza pública que lastimó mi tranquilidad profesional y humana, como así la de los que me rodean. Dolió, sí, pero de ninguna manera ha quebrantado mis ganas de trabajar y seguir desarrollando mi don que es mi herramienta más preciada: escribir.
Me costó entender, seguramente como ustedes, cómo funciona este tipo de disculpa; donde está un grupo de personas que quieren construir algo que nos ponga en la senda de la paz que tango anhelamos. La forma no es aquí el fondo, sino un comienzo de algo que llega. Porque no creo que haya una sola forma de ver las cosas, y no se trata de ejecutar aquí una venganza contra nadie, sino de ver la manera de crecer juntos, de cambiar las formas de ver la vida sin revanchas, siempre estériles y violentas; y avanzar hacia el entendimiento y la concordia.
La vida me está regalando este espacio para compartirlo con Ustedes; y mi intención al venir es crecer y compartir, redescubrirme. Sin renegar de mi camino que ha sido el de la justicia y la legalidad.
Dijo Albert Einstein que, “Ningun problema puede ser resuelto por el mismo nivel de conciencia que lo creó”. Por eso entiendo que esta disculpa se hace con la mejor intención y de la mejor manera posible para que sea exitosa. Veo la vida como un breve paréntesis que se levanta todos los días para ser vivido. Y en un plan de desarrollo personal, un problema puede llegar a ser, con el tiempo, algo anecdótico y una oportunidad de crecimiento.
Las instituciones juegan un rol fundamental, como lo es la Comisión Estatal de Derechos Humanos. Y lo que hoy nos convoca es reivindicar nuestros derechos como comunicadores y seres libres.
Seguramente, la vida a mí también me dará oportunidades para ofrecer disculpas y también estaré en ese lugar como una cita impostergable. Por eso vengo. Y quiero decir que acepto esta disculpa como una forma de entender el rol y la relación del gobierno y los comunicadores, en el afán de consolidar las instituciones. Todavía nos queda mucho por hacer, siendo autocríticos los comunicadores y responsables las autoridades.
Para concluir…
Derechos Humanos ha dictaminado que este acto es necesario, sobre todo para los que me acompañaron en este tramo tan complejo. Quiero agradecer a Dios por esta oportunidad de crecer, este nuevo hombre que soy, este coraje y templanza para defender mi profesión; y ser consecuente con la pasión más grande que es escribir.
Gracias a mis abogados y amigos: Araceli TolamaHugo Alday; y Marco Antonio Toh de Derechos Humanos. A los colegas y amigos; mis hijos Amanda y Bernardo. Gracias Bárbara. Y gracias Mara Lezama por poner el rostro a la disculpa que la enaltece como persona y servidora. Sobre todo, vengo a alentar a mis colegas a exigir respeto a nuestros derechos, porque a este camino lo estamos forjando juntos.
Muchas Gracias.
Luciano Antonio Núñez.