Perla denunció amenazas para que no acepte regiduría

Perla denunció amenazas para que no acepte regiduría

“Me dijeron que si acepto la regiduría, me atengo a las consecuencias…pues, me atengo a las consecuencias”, dijo. 

Lo hizo durante una sesión, en la cual el Cabildo no le permitió dar de baja diversos bienes municipales.

Había desde cámaras y teléfonos, hasta chalecos policiales y armas.

Una mayoría de regidores consideró que lo mejor es que esa decisión la tome el próximo Ayuntamiento. 

 

(La Opinión) 

 

La Presidente municipal de Cozumel, Perla Tun, denunció que recibió amenazas para que no acepte ser regidora en el próximo Ayuntamiento.
Durante una sesión de Cabildo realizada este miércoles, la alcaldesa dijo que a pesar de esa amenaza va a asumir la regiduría, “por los casi 14 mil ciudadanos que nos votaron”. 
“Me dijeron que si acepto la regiduría, me atengo a las consecuencias…pues, me atengo a las consecuencias”, dijo. 
“Atendimos los intereses de la isla de Cozumel. Estos intereses tienen un costo, porque hay un grupo poderoso que nadie se atreve a tocar”, agregó.
Su denuncia surgió a partir del propio tema que se trató en el Cabildo, que era la desincorporación de diversos bienes municipales. 
En ese punto, la alcaldesa explicó a los regidores porqué se propuso dar de baja una cámara con un valor de 294 mil pesos, que le fue robada a un trabajador de Comunicación Social.
Perla Tun dijo que ese robó sucedió poco tiempo después de que ella anunció su interés de buscar la reelección, y así se lo dijeron los ladrones al trabajador. 
Ese hecho fue denunciado a las autoridades competentes. 

 

NO LE PERMITEN DAR DE BAJA ACTIVOS

 

Siete regidores del Ayuntamiento de Cozumel votaron en contra de una iniciativa presentada por el síndico municipal, Fidencio Balam, para dar de baja a diversos bienes muebles municipales. 
Los regidores consideraron que no contaban con la información suficiente sobre esos bienes, y dijeron que lo mejor es que esa decisión la tome la administración entrante. 
El dictamen que se propuso era para desincorporar bienes del activo fijo, que incluía desde cámaras y teléfonos celulares, hasta cascos, chalecos policiales y armas. 
Los regidores que votaron en contra consideraron “que no hay evidencia fotográfica de los bienes ni dictámenes técnicos que acrediten que no están en funcionamiento”. 
Por eso, consideraron que esa decisión “se presta a suspicacias” a dos meses de entregar el gobierno.
El síndico Fidencio Balam aclaró que existen todos los dictámenes técnicos de cada bien, tanto en la Contraloría como en la Dirección de Patrimonio.