SE COMPLICA SUCESIÓN EN LA UQROO | Académicos, alumnos y administrativos se pronuncian en contra del proceso de selección de Rector

SE COMPLICA SUCESIÓN EN LA UQROO | Académicos, alumnos y administrativos se pronuncian en contra del proceso de selección de Rector

Duras críticas contra la Junta Directiva. 

“Nos vemos mal con este club de cuates y con un grupo de académicos que llegan porque así lo decide el rector”, dijo Mario Vargas, del Sauqroo. 

Estudiantes quieren ser escuchados.

“Pedimos que se nos integre a este proceso; queremos que nuestras opiniones sean escuchadas y tomadas en cuenta”.

Académicos y administrativos también emiten quejas.

 

(La Opinión) (AGENCIA SIM)

 

Chetumal.- Integrantes de la comunidad de la Universidad de Quintana Roo (Uqroo), así como alumnos, docentes y personal administrativo, se pronunciaron en contra la manera en que se ha desarrollado el proceso para elegir al nuevo rector. 
Criticaron varios puntos: que la Junta Directiva esté compuesta por gente sin formación académica y que está ahí por “palancas y favores”; que no se esté involucrando y escuchando a estudiantes y trabajadores; que el proceso es poco transparente e incluso ha rechazado de forma poco clara a algunos aspirantes, entre otros temas.
“Pedimos que la Junta Directiva se modernice; creo que ya venció su plazo de existencia; es una institución caduca; sus integrantes no son personas calificadas para estar donde están, porque no tienen muchos siquiera una licenciatura; ¿cómo es posible que la Junta Directiva tenga miembros que califican a doctores, maestros, licenciados, que califiquen programas de estudio que son para el desarrollo del estrado y esas personas nunca hayan salido de Chetumal; no conocen la palabra globalización”, alertó en rueda de prensa el académico Mario Vargas Paredes.
No solo tienen desconocimiento del tema, sino que además están ahí porque fueron puestos por alguien, acusó.  
“Llegaron por una cuota de amigos, de cuates; 28 años son suficientes para que la universidad pueda desarrollarse con madurez, como cualquier otra universidad pública; nos vemos mal con este club de cuates y con un grupo de académicos que llegan porque así lo decide el rector; ¿cómo va a elegir así la junta al mejor rector o rectora?”, cuestionó.
Criticó la postura de la Junta Directiva de negarle el registro al también docente Martín Ramos Díaz, partiendo de que no presentó los documentos que comprobaran lo que expone en su currículum, documentos que dice, se encuentran en poder ya de la Universidad. 
El otro argumento que usaron fue que no escribió dos veces la frase “bajo protesta de decir la verdad”. Aunque señala, sí aceptaron el registro de otros personajes que han generado conflictos en la Uqroo.
Invitó a los medios a preguntarles a los candidatos a rector si ellos están preparados para negociar con un sindicato, pues es algo esencial. 
“Me pareció risible que algunos candidatos preguntaran si la comunidad estaba preparada para la autonomía; la comunidad ya lo está; la pregunta es ¿están los candidatos a rector preparados para la autonomía?”, preguntó el también líder del Sindicato de Trabajadores Académicos y Administrativos de la Universidad de Quintana Roo (Sauqroo).

 

PROCESO ABIERTO E INFORMADO: ESTUDIANTES

 

“El proceso que pasa nuestra querida alma mater es de suma importancia para todos y todas; hace unos días hicimos pública una carta que enviamos a la Junta Directiva; el motivo es el mismo por el que estamos aquí: exigimos un proceso transparente y abierto; que nos den a las y los estudiantes el acceso a la información para conocer el perfil y propuestas de todos los aspirantes para emitir una opinión sobre ellos”, expuso una representante de los estudiantes.
La alumna, Paula Nicoli, indicó que proponen transmisiones en vivo de las sesiones de la Junta Directiva, para mejorar la comunicación y la información, o por lo menos la publicación de un comunicado posterior a cada una de ellas.
“Pedimos que se nos integre a este proceso; queremos que nuestras opiniones sean escuchadas y tomadas en cuenta; tanto de académicos, estudiantes y administrativos; necesitamos un rector o rectora que de verdad se interese y esté al tanto de nuestras necesidades y problemáticas; hoy se acabó la apatía y el silencio; solo unidos lograremos la universidad que soñamos”, sentenció.

 

“QUE JUNTA DEJE A UN LADO LA SIMULACIÓN”

 

“A los trabajadores por honorarios por años se nos han escatimado prestaciones y derechos laborales que consagra la ley; rectores pasan y contrataciones y despidos quedan sujetos a la discrecionalidad de la rectoría en turno; pedimos a la Junta Directiva que abandone la simulación y deje de actuar por intereses personales, políticos y de partido y se interese en el desarrollo universitario”, aseguró por su parte María Eugenia Varela, representante de los administrativos.
La trabajadora hizo un llamado a los integrantes del órgano de gobierno para que tengan consciente el impacto que sus decisiones tienen para la comunidad universitaria y la entidad.
“Solicitamos que se haga una selección basada en calidad y trayectoria académica, una persona comprometida y que no tenga compromisos personales, familiares, partidarios o de grupo; que se organice un debate entre los aspirantes y que sea transmitido por la televisión pública y que participe la comunidad universitaria; la universidad no es patrimonio de políticos, sino de la sociedad”, subrayó.

 

ACADÉMICOS EXIGEN MAYOR TRANSPARENCIA

 

“Que se publiquen currículums y planes de trabajo de los aspirantes a la rectoría; que se transmitan en vivo las entrevista a los aspirantes; que se aplique la rigurosidad empleada en la evaluación de los documentos entregados por algunos aspirantes, que las decisiones se tomen a partir de criterios académicos y conforme al plan propuesto”, externó por su parte y en videoconferencia desde Playa del Carmen, el doctor en Ciencias, Jaime Silverio Ortegón Aguilar.
Pidió, como el presidente del Colegio de Académicos de la Uqroo, que la persona que se vaya a elegir forme parte activa del cuerpo docente de la institución, que tenga notable experiencia dentro de la vida universitaria y que no tenga ningún conflicto de interés con la universidad.