Tren Cancún-Tulum, muy lejos

Tren Cancún-Tulum, muy lejos

Costaría entre 700 y 900 MDD

Y se debe demostrar que el proyecto es viable en cuanto a volumen de pasajeros y precios de los boletos 

En un año y medio se decidirá su viabilidad, dijo Carlos Orvañanos, titular del Idefin 

(La Opinión) 

El proyecto del tren entre Cancún y Tulum, que es una de las obras de infraestructura más declamadas de los últimos años, está muy lejos de realizarse. 

De acuerdo a los análisis del Gobierno del estado, se trata de un proyecto muy costoso, y que debe estudiarse muy a fondo para saber si será rentable para quienes aporten el recurso. Desde ya, el Estado no puede afrontar el costo, que podría llegar a los 900 millones de dólares.

El titular de Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Estado (Idefin) Carlos Orvañanos, dijo que tratarse de una inversión multimillonaria, se debe analizar muy a fondo la viabilidad económica de su realización, que en el mejor de los casos se realizaría por medio de una Asociación Publico Privada. 

Por eso, aclaró que en este momento no es prudente asegurar si es un proyecto que se va a concretar.

“Son proyectos que requieren de una inversión muy muy alta, que en algunos casos se requiere incluso algún subsidio del Gobierno Federal”, dijo, entrevistado durante un evento en Cancún.  

“Sí hay una intención de considerar el proyecto, pero el gobernador no quiere decir desde ahorita que es un hecho”, aclaró, “es un proyecto que se está analizando con seriedad, y entre los próximos 12 o 18 meses se verá si hay posibilidades o no”. 

El funcionario explicó que en primer término se deben gestionar los derechos de vía, pero que fundamentalmente se deben analizar los dos aspectos centrales de una inversión de ese calibre: el volumen de pasajeros y la tarifa que éstos estén dispuestos a pagar. 

“Se requiere un alto volumen, que consideramos que lo puede haber, sobre todo en el tramo Cancún-Playa del Carmen, eventualmente Tulum, y el segundo tema es que debemos ver cuál es la tarifa que un turista está dispuesto a pagar, pero más importante es la tarifa que un mexicano y un quintanarroense estén dispuestos a pagar”, explicó. 

“El costo de inversión es sumamente alto. No sólo es la inversión en lo que que se refiere a infraestructura terrestre, en lo que es las vías y las estaciones, sino los convoyes, el tren como tal, y la operación también es muy cara”, agregó.  

Dijo que ya se han acercado grandes empresas nacionales e internacionales a ver el proyecto, pero en todos los casos el gran problema es saber cuál será el retorno de las empresa para una inversión tan grande.