UN VIEJO RITO DEL PODER SE REINVENTA | Gastón, con CJ y MORENA; un cumpleaños entre el presente, el pasado y el futuro

UN VIEJO RITO DEL PODER SE REINVENTA | Gastón, con CJ y MORENA; un cumpleaños entre el presente, el pasado y el futuro

Los 85 años del empresario radiofónico Gastón Alegre fueron una muestra del presente y el futuro de la política. 

Disfrutó el convivio entre Carlos Joaquín y Arturo Abreu, el coordinador del gobierno de AMLO en el estado. 

Estuvo un alcalde que se va, y dos que se quedan. 

Y los que llegan y serán el futuro, entre ellos Mara Lezama y Luis Alegre Salazar.

Las ausencias también dijeron mucho. 

No estuvieron Marybel Villegas ni las Beristain.

 

(La Opinión) 

 

La fotografía que acompaña esta nota es elocuente. Casi se diría que habla por sí sola y no merece demasiadas explicaciones. 
La cúspide del poder político de Quintana Roo se acerca a oír las palabras de Gastón Alegre. Parece haber respeto, hay cariño; no falta quien asegura que también hay, como no, temor.  
Lo flanquean el gobernador Carlos Joaquín y Arturo Abreu, el coordinador en el estado del próximo Gobierno Federal de Andrés Manuel López Obrador. 
Más allá, a la derecha de la foto, el futuro soñado por el propio Gastón: su hijo Luis Alegre López, futuro diputado federal plurinominal, y sin duda una de las cartas fuertes de MORENA al gobierno estatal en 2022.
Gastón Alegre es un hombre del poder que se devaluó, como casi todos, durante el borgismo, y que hoy se reinventa de la mano de MORENA. 
El empresario radiofónico es uno de los pocos hombres de Quintana Roo que puede congregar para su cumpleaños ( el número 85) a todo la clase política, al presente y al futuro. Y casi nada de pasado. 

Por su fiesta de cumpleaños, realizada este jueves, pasaron también los alcaldes Remberto Estrada, de Cancún, y los reelectos Juan Carrillo, de Isla Mujeres, y Laura Fernández, de Puerto Morelos.
Un poco más allá estaba el alcalde electo de Cozumel, Pedro Joaquín Delbouis. Entre esos nombre está, nada más y nada menos, que el futuro del PRI. 
MORENA tuvo casi representatividad completa en el evento. Además de Arturo Abreu estuvieron los diputados electos Jesus Pool Moo, Mildred Avila y Adriana Teissier, y el senador electo José Luis Pech.
Y, por supuesto, la alcaldesa electa de Benito Juárez, Mara Lezama, una consentida del empresario.   

Las ausencias más llamativa fueron la de la senadora electa Marybel Villegas, y la familia Beristain, la alcaldesa electa de Solidaridad, Laura, y la senadora Luz María. 
Quizá toda una definición de cómo se van ordenando los grupos de poder al interior de MORENA. 
Del pasado, lo más representativo fue el ex gobernador Joaquín Hendricks. El único que puede convivir con el joaquinismo. Al menos hasta hoy. 
Habrá que ver si justamente todo ese despliegue del morenismo que se vio en la fiesta, no obliga a Carlos Joaquín a nuevas alianzas con viejos adversarios.  
Gastón Alegre en sí mismo es una muestra de lo que la política del estado fue y será. 
Ex candidato perredista a la gubernatura y a la alcaldía de Benito Juárez. Luego, integrante del Consejo de la Judicatura de la mano del priísmo. Casi, podría decirse, un elemento paradigmático del “borgismo residual”. 
Pero rescatado de ese descrédito por ser amigo personal de Andrés Manuel López Obrador, en las buenas y en las malas. 
A los 85 años, está más vigente que nunca su sueño de asentarse (ahora por medio de su hijo o su consentida) en la cúspide del poder político.