¿Y LA TRANSFORMACIÓN? MORENA QR no dan aún señales de nada nuevo

¿Y LA TRANSFORMACIÓN? MORENA QR no dan aún señales de nada nuevo

AMLO ya presentó los lineamientos generales para luchar contra la corrupción y aplicar la política de austeridad republicana.

Incluye bajarse el sueldo a la mitad, eliminar gastos superfluos, limitar viáticos y un control estricto de la obra pública.

También recortan choferes, gastos de protocolos, y fiestas. 

En Quintana Roo, los alcaldes electos de MORENA no han mostrado ninguna señal al respecto.

El discurso se terminó con la campaña. 

El relato de MORENA QR está aún muy lejos del que tiene AMLO. 

 

(La Opinión) 

 

La primera semana de Andrés Manuel López Obrador como Presidente electo ha estado pletórica de señales de un cambio. 
Más allá de lo que se piense de esos cambios, y de sí realmente se realizaran o no, lo cierto es que la primera parte de un proceso de transformación, que es la comunicación y las señales, se está cumpliendo. 
En Quintana Roo, la larga lista de ganadores de la alianza liderada por AMLO del pasado 1 de julio, no han hecho nada de eso aún. 
El discurso que presentaron en campaña, en la mayoría de las casos, fue parecido al de su líder nacional, pero no ha habido un correlato entre las promesas y las acciones luego de ganada la elección. 
De hecho, prácticamente todos los ganadores desaparecieron de la vida pública después del 1 de julio. 
MORENA gobernará los tres municipios más grandes del estado: Benito Juárez, Solidaridad y Othon Pompeyo Blanco. 
Se trata de tres administraciones que podrían servir de base para generar un cambio en la política local. Pero hasta hoy el discurso no ha salido del lugar común y las promesas difíciles, o imposibles, de cumplir.

 

LAS PRIMERAS MEDIDAS DE AMLO 

 

El Presidente electo presentó los “Lineamientos generales para el combate a la corrupción y la aplicación de una política de austeridad republicana”.  
Allí se incluyen 50 medidas que, de aplicarse, cambiarían de fondo la administración pública del país. 
Algunas medidas son:
Se reducirá en 50% el gasto de publicidad del gobierno. 
Se prohíbe a los funcionarios de Hacienda, de comunicaciones, de Energía y de otras áreas, que convivan en fiestas, comidas, juegos deportivos o viajes con contratistas, concesionarios, grandes contribuyentes, proveedores o inversionistas vinculados a la función pública.
Solo tendrán secretarios particulares los secretarios de gabinete o similares. 
Los contratos de obras públicas serán controlados por observadores de la ONU.
Desaparece el gasto de protocolo y ceremonial para el Presidente y familia.
No puede nadie recibir regalos por más de 5 mil pesos.
Los funcionarios no podrán trabajar en estado de ebriedad ni ingerir bebidas alcohólicas en horarios de trabajo. 
Esta prohibida la contratación de familiares. 
Se terminan los bonos para funcionarios, el salario se cobrará tal cual lo dice la ley.  
Se reduce chóferes y el uso de automóviles del estado para funcionarios. 

 

EL SILENCIO EN QR 

 

Todas esas medidas, como se ve, podrían tener aplicación en Quintana Roo. El voto por la transformación del país no sólo incluye a AMLO; sus candidatos también deberían aportar su parte. 
Mara Lezama, en Benito Juárez, Laura Beristain, en Solidaridad, y Hernán Pastrana, en Othon Pompeyo Blanco, manejarán administraciones muy grandes, cargadas de todos los vicios que les heredó el sistema. 
Hasta ahora, ninguno de los tres ha manejado un discurso postelectoral que muestre alguna señal de Anti-Corrupción o Austeridad Republicana, que son la base del movimiento que lidera AMLO.  
El relato de los ganadores es, hasta hoy, inexistente. Habrá que esperar hasta el 30 de septiembre para saber hacia donde van. 
Ya se los advirtió el propio AMLO en la reunión privada que tuvo con ellos el pasado miércoles: “No vayan a salir con sus tonterías (…) nada de que ya el Presidente municipal se compró un carro nuevo”.  
El “cambio” de 2016 ya sufrió un duro golpe electoral en Quintana Roo el pasado 1 de julio, por no dar las señales correctas en cuanto a su profundidad y destino. 
En las manos de los ganadores de la pasada elección, sobre todo los de MORENA, quedará que la “transformación” no sea devorada por la misma inercia, y transite un destino similar. 

 

Contexto

 

“No vayan a salir con sus tonterías, nada de que ya el Presidente municipal se compró un carro nuevo”: AMLO a alcaldes y legisladores electos