Aseguran que el Tren Maya es viable en Quintana Roo, dentro de la normativa ambiental

Aseguran que el Tren Maya es viable en Quintana Roo, dentro de la normativa ambiental

El Instituto Nacional de Ecología (INECOL) y el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA) presentaron un diagnóstico sobre el proyecto.

El proyecto respeta todos los acuerdos internacionales ambientales y además cuida el entorno ecológico del principal estado turístico del país, aseguran.

.

(La Opinión) 

.

Cancún Quintana Roo a 04 de agosto del 2022.- El proyecto del Tren Maya en el tramo 5 Sur (Playa del Carmen-Tulum) es viable ambientalmente y, frente a la tendencia de deterioro que ya registra la Península de Yucatán, contribuirá a reordenar el entorno con medidas de mitigación y acciones de conservación y protección del medio ambiente.
De acuerdo con el diagnostico presentado por el Instituto Nacional de Ecología (INECOL) así como el informe elaborado por el Instituto Mexicano de la Tecnología del Agua (IMTA), el tramo 5 Sur consta de 67.67 kilómetros y las principales zonas urbanas por las que correrá son Playa del Carmen, Puerto Aventuras, Akumal y Tulum e incluye dos estaciones, una base de mantenimiento, 20 pasos vehiculares y 30 pasos de fauna.
Dentro de este tramo, ambos organismos se apegaron al desarrollo presentado dentro del Sistema Ambiental Regional (SAR), donde se especifica un punto que han omitido de manera dolosa los grupos a los que el presidente Andrés Manel López Obrador llama pseudoambientalistas, que atacan el proyecto.
Se trata de la ampliación de un polígono de mil 891 kilómetros cuadrados en los que se analizaron relieve, roca, clima, suelos, usos de suelo y vegetación, entre otros elementos. 
Aunado al análisis se consideró la vinculación del trazo con otras políticas públicas nacionales e instrumentos internacionales de los que México forma parte sin que exista contraposición del proyecto Tren Maya.
Entre ellos, se encuentra  la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, el Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe conocido como Acuerdo de Escazú, y la Declaración Americana Sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.
Toda esta información se encuentra en la Manifestación de Impacto ambiental (MIA), de la modalidad regional del proyecto Tren Maya tramo 5 Sur, en donde se puntualiza otro dato importante: La obra prevé mitigar posibles impactos con programas de conservación de suelos, aire y agua, además de vigilancia ambiental, reubicación de flora y fauna, y medidas derivadas de estudios geotécnicos e hidrológicos, principalmente.
Ante esto, las manifestaciones sobre un presunto “ecocidio” por parte de los grupos ambientalistas son respetables, sin embargo no presentan todo el contexto de protección ambiental que tiene el Tren Maya en su trazo en Quintana Roo.