OBJETIVO 2024 | Las 5 mujeres por quiénes pasa el poder en Solidaridad, y la batalla que se avecina

OBJETIVO 2024 | Las 5 mujeres por quiénes pasa el poder en Solidaridad, y la batalla que se avecina

La alcaldesa Lili Campos quiere reordenar su administración, pero comete errores todos los días. 

Kira Iris puede convertirse en un apoyo o en un nuevo problema para la alcaldesa.

Estefanía Mercado y Cristina Torres tiene puesta su mira en la presidencia municipal en 2024, y son la principales candidatas.

La decisión final pasará por la gobernadora Mara Lezama. 

.

(La Opinión) 

.

La decisión de la alcaldesa de Solidaridad, Lili Campos, de iniciar una profunda reestructuración de su gabinete, es la señal de largada hacia la sucesión 2024, donde la presidenta municipal tendrá demasiados problemas para lograr su reelección, proyecto que en este momento es casi una quimera. 
Lili demoró casi un año en entender que iba directo a un caos político. Cuando asumió, la alcaldesa le dio demasiados espacios administrativos (todos ligados al dinero) a su socio Filiberto Martínez, y permitió que la resaca del Grupo Tepito, que lentamente se aleja del gobernador Carlos Joaquín, se incrustará en áreas de comunicación en redes y asesorías.
El resultado administrativo fue una sangría de dinero que se volvió inmanejable. El político; una derrota estrepitosa de su candidata a diputada Kira Iris San el pasado 5 de junio. 
La alcaldesa entendió en ese momento que su última oportunidad era empezar a tomar decisiones, o abandonar por completo cualquier expectativa política. Pero no hacer nada no era una buena opción, porque la administración iba derecho a una colisión total. 
Como se explicó en La Opinión días atrás, áreas vinculadas a Filiberto Martínez, que tenían que ver con espectáculos públicos, estaban generando gastos enormes e imposibles de solventar.
Un caso similar sucede en aspectos de comunicación por redes que pasa por manos del Grupo Tepito. Se gastan millones de pesos sin resultados reales. 
Lo mismo que le pasa a Carlos Joaquín; gastan millones de pesos en medios y redes sociales para que hablen bien del gobernador, y pagan encuestas donde aparece en primer lugar, pero la imagen positiva del mandatario estatal en la sociedad apenas ronda el 30% y la de Lili está mas o menos igual.  
Un desastre demasiado costoso en ambos casos. Y por culpa de los mismos actores. 
Por eso la alcaldesa decidió poner a su ex esposo, Pedro Escobedo, en la Tesorería. Prefirió pagar el costo de ese acto que raya en el nepotismo, pero volver a tener el control total de la caja, antes de que fuese demasiado tarde. 
Ahora, se esperan, otros cambios, pero ahí hay más problemas.

.

EL FACTOR KIRA 

.

La actual diputada panista Kira Iris San, luego de perder la elección el 5 de junio para reelegirse (fue la suplente de Lili Campos cuando ganó la diputación en 2019) ha buscado el cobijo de la administración municipal para continuar su carrera política. 
Rondó la posibilidad de quedarse en la Tesorería, y ahora apunta hacia la Secretaría General.
El problema es que ya Lili no sabe si Kira llega para ser un apoyo o para funcionar como una suerte de poder alterno. Y además, varios regidores y funcionarios ya han hecho públicas sus dudas con respecto a la llegada de la diputada a la administración.
Hay que recordar que al inicio de la administración de Lili, Kira Iris despachaba como secretaria general de facto, y las cosas no fueron nada bien.  

.

LA AVANZADA VERDE 

.

Detrás de todo el conflicto político que vive Lili Campos, está la indiscutible intención del Partido Verde de quedarse con el municipio en 2024. Y esa es la madre de todas las batallas. 
El jueves 28 de julio, cuando se realizó el evento por los 29 años de Solidaridad, quedó muy en claro ese escenario. 
Allí se vio la decidida intención de Lili Campos de iniciar desde ahora su campaña hacia la reelección. Ya lo está mostrando dándole una vuelta a su gestión, siendo más proactiva y desprendiéndose de a poco de todos los frenos que su equipo de asesores la habían metido. 
En su discurso y sus actos, su mensaje fue de despegarse de colores, sumar voluntades y un proyecto común en un mismo equipo. 
Pero no quedó claro si esas frases estaban dirigidas hacia ella misma; o eran señales hacia la gobernadora electa Mara Lezama; o hacia quedarse con la franquicia del PAN, dado el posible salto de Atenea Gómez Ricalde; o hacia la búsqueda de un acercamiento de puentes con el Niño Verde. Toda una incógnita.
En el evento también estuvieron presentes dos actoras políticas relevantes en los próximos años: las diputadas electas Estefania Mercado y Yohanet Torres.
Estefanía es una de las candidatas mas firmes a la presidencia municipal en 2024. La segunda, un invento de lo que queda del neojoaquinismo, que intentará llevar a ese punto la alianza de Carlos Joaquín con Jorge Emilio González Martínez. 
No creen que Yohanet pueda ser candidata, pero sí ponerla en la lista para que le toque alguna cuota de poder en 2024, previo paso por la Jugocopo, que es el objetivo de Carlos Joaquín para Yohanet. 
Sólo faltó ese día la presencia de Cristina Torres, la otra aspirante que jugará en ligas mayores junto a Mara Lezama a nivel estatal, pero que aun quiere ir por la revancha y sacarse la espada de su derrota electoral hace cinco años frente a Laura Beristain. 
Por lo tanto, Solidaridad será el botín de guerra de los próximos dos años disputado por Lili, Cristina, y Estefania, y, en segundo plano, aparecerán como actoras políticas Yonanet y Kira Iris, cada una respondiendo a sus propios intereses.  
Lo que quedó muy claro esa noche del 28 de julio es que los Chano Toledo, Miguel Ramón Martin, Roman Quian, Gabriel Mendicutti y el propio Filiberto Martínez, ausente, ya son parte del pasado político del municipio. 

.

LA GRAN ELECTORA 

 

Por encima de todos esos nombres estará el de la Gran Electora de 2024, que será la gobernadora Mara Lezama. 
Mara deberá lidiar en la lucha interna entre Cristina Torres y Estefanía Mercado, y decidir si cuida la administración de Lili Campos, o la deja seguir su inercia y desmoronarse políticamente. 
Un dato no menor: Mara no fue al evento de Solidaridad; mandó a Artemio Santos. Y la invitada especial de Lili fue Laura Fernández. 
Otra señal de que la alcaldesa parece decidida a cavar su tumba política con una dedicación digna de mejores causas.