INTERFACE | El colapso del tramo 5 del Tren Maya, vía Raúl Bermúdez

INTERFACE |  El colapso del tramo 5 del Tren Maya, vía Raúl Bermúdez
Por Gerardo Reynoso (La Opinión) 

.

El tramo cinco del tren maya ha colapsado. Detrás de la historia de modificación que se pretende instalar a nivel público por parte del gobierno federal, existe una realidad que quiere ser minimizada pero lleva como principal símbolo la corrupción. 
Y es que la frase emitida por Javier May, nuevo titular de FONATUR, sobre la modificación del tramo entre Cancún y Playa del Carmen, no fue para contener los cuestionamientos que de inmediato impactaron al proyecto.
Lo que se estableció fue una forma de entre líneas que tienen su epicentro en la oficina de la dependencia federal, en Cancún, donde 20 personas han sido cesadas de sus cargos y 10 supervisores del tramo a nivel nacional, también fueron separados de FONATUR.
El “se nos dificulto un poco” que mencionó Javier May; tiene que ver con el desastre administrativo de la oficina de FONATUR Cancún y presuntos hechos de corrupción del ex encargado del tramo cinco, Raúl Bermúdez. 
El problema va más allá de modificaciones, ya que se perdieron recursos, se inflaron presupuestos y se pagaron salarios onerosos a un equipo de trabajo que nunca aportó nada al llamado proyecto de nación. Y todo  por órdenes de Bermúdez Arreola.
.
Qué sabemos 

.

De entrada los estudios hechos del tramo cinco del proyecto de nación del gobierno federal, nunca tuvieron sustento, y fueron inflados diametralmente en presupuesto. El gasto hecho sobrepasa los 100 millones de pesos en menos de dos años.
Un punto clave para explicar lo anterior, se da en el hecho de que el proyecto del tren maya no se cubre financieramente en su totalidad, sino por subproyectos, lo cual significa que cada tramo se paga y se presupuesta aparte. 
En el caso del tramo cinco, el encargado era Raúl Bermúdez, quien comenzó la inflación de presupuestos desde el tema del socavón de la carretera Cancún – Playa del Carmen, que durante ocho meses causó conflicto a la industria turística del caribe mexicano. 
Los ocho meses sin solución, no fueron fortuitos. Raúl Bermúdez permitió que la situación no tuviera respuesta, para meter los gastos de estudios y reparación por 32 millones de pesos del erario público, cuando en realidad los trabajos sólo tenían un costo neto real de 7 millones 300 mil pesos. 
Lo anterior consta en la investigación Órgano Interno de Control de FONATUR (OIC) que abrió el expediente sobre Raúl Bermúdez tras su cese el pasado 5 de diciembre. 
En el documento se establece igual el formato de estudios y pago de los mismos, de la supuesta construcción del viaducto del tren maya que se edificaba en Playa del Carmen. 
En este punto, el estudio nunca fue amortizado. Tampoco tenía sustento urbano debido a que jamás se trabajó o consultó con el gobierno de Solidaridad el Plan de Desarrollo Urbano del municipio, para tener una concordancia urbanística. 
Para ejemplificar esto,  basta  con recordar que el proyecto del tramo cinco sufrió cinco modificaciones antes de la cancelación del viaducto anunciada por el presidente de la república, Andrés Manuel López Obrador, al arranque de esta semana 
De acuerdo con el colegio de ingenieros de la Riviera Maya, en el trazo donde se construía el  viaducto y que iba a ser también la primera etapa del tren elevado (las ballenas que había anunciado en 2021 el propio presidente) nunca iban a ser viables porque no hay fortaleza de suelo para resistir semejante construcción. 
Sin embargo Raúl Bermúdez “convenció”  a Rogelio Jiménez Pons de que los estudios daban paso hacia adelante y por ello se gastaron otros 80 millones de pesos en ello. Y se presume que las facturas de respaldo para justificar esta falta de sustento y colapso del tramo cinco, salieron presuntamente de la empresa Altamar del Sureste S.A. de C.V  con domicilio fiscal en Villahermosa Tabasco. 
En esta empresa, Raúl Bermúdez Arreola trabajó como asesor en el 2013 dentro del rubro de urbanización, en su natal Tabasco.
Al ex delegado se le conoció como “Lord Fonatur” por sus actos de prepotencia, sin embargo es por corrupción que podría tener mayor impacto el mote, ya que desde llegó a Cancún dictó su frase “yo mando en la zona hotelera” y por ello despachaba sus negocios en un bar restaurante ubicado frente a la base de la policía turística. 
Al calor de whiskys y compañía femenina, Raúl Bermúdez creó más de diez negocios particulares en el caribe mexicano, sin embargo esa es otra historia que será contada más adelante.
.
Bemoles. 
.
Desvío… de recursos es el que se dio desde el equipo de fútbol de segunda división Inter Playa del Carmen en el municipio de Solidaridad, y en donde los nombres de Carlos Calvo (sobrino de Laura Beristaín) y de la actual regidora Valentina Álvarez, son los principales sospechosos de un enjuague económico en agravio del municipio y a favor de la familia Beristaín. 
Líder… del sindicato de taxistas de Cancún, es lo que quiere ser la aún diputada local Érica Castillo, quien no entra en planes de MORENA para la reelección del Congreso del estado y quien ahora ha puesto su mira en el gremio donde su padre hizo millonarios negocios a costa de los martillos. 
Perderme… contigo, es una de las canciones ícono de una de las bandas más subestimadas dentro del rock alternativo, Stereophonics. Este grupo de rock originario de Gales, tiene un sonido peculiar considerado como de culto. Y “I Wanna Get Lost With You”, es la recomendación musical de esta semana.
.