Los primeros nombres que suenan para el Congreso; leales, morenos y con proyección a futuro

Los primeros nombres que suenan para el Congreso; leales, morenos y con proyección a futuro
Hugo Martoccia – Mesa Chica 

.

“Habrá sorpresas”, es una de las frases que más suena en el entorno más cercano a Mara Lezama. La referencia tiene que ver con las diputaciones locales, en donde el marismo tiene la intención de abrir las negociaciones para que esas candidaturas sean una suerte de gran acuerdo del morenismo, pero con algunos puntos innegociables: lealtad al proyecto, trabajo de campo y a ras del piso en el gobierno y en el partido, y que aseguren rentabilidad electoral. 
Esas pocas condiciones, debe decirse, ya borran de la lista a decenas de supuestos morenistas imprescindibles que no cumplen prácticamente con ninguna de ellas. 
La gobernadora tiene resueltos los otros puntos conflictivos de las candidaturas. Es una cuestión de horas o días, a más tardar, para que se den a conocer las cuatro candidaturas a diputaciones federales y las cuatro presidencias municipales que aún faltan. No hay cambios a la vista. 
Juan Carrillo, Elda Xix, Humberto Aldana y Mildred Ávila aparecen como los nombres a las candidaturas a diputaciones. Nada ha movido esos nombres en las últimas semanas, y no hay ninguna encuesta ya en marcha en ese sentido. 
Ana Paty Peralta (Benito Juárez) Juanita Alonso (Cozumel) Yensunni Martínez (Othón P. Blanco) y Estefanía Mercado (Solidaridad) serán candidatas a las presidencias municipales. Mara se reunió con las cuatro el pasado jueves en Cancún para despejar algunas dudas. 
Increíblemente, desde el propio entorno marista empezaron a mover rumores para desestabilizar a las candidatas. Yensunni era una de las más preocupadas. El jueves, Mara les dijo que todas van arriba en las encuestas, y eso es una garantía de que todo va bien: es la condición que Claudia Sheimbaum puso para aceptar los nombres que propusieran los gobernadores. 
Resueltos esos puntos, Mara empieza mirar al Congreso local. Se trata de la Legislatura que le dará gobernabilidad y que la acompañará en el cierre de su gestión hasta 2027. Hasta hace unas pocas semanas, parecía que el marismo iba a imponer allí todos sus nombres. Pero la idea es otra: abrir la discusión, pero con las condiciones antes expuestas.

.

DIPUTACIONES PARA EL MORENISMO 

.

Mara cree que lo mejor es abrir esa negociación a todos los grupos del morenismo, y así llegar fuertes y consolidados al 2 de junio. Algunas cosas no serán negociables. Por ejemplo, los 9 distritos en los que MORENA va a poner candidato deben ser para gente que trabaje a ras del piso, y tiene que ser gente conocida y que garantice un triunfo contundente. La “marca” MORENA no debe cargar a los candidatos, sino que los candidatos deben sumarle a la “marca”.
No se trata, tampoco, de una división entre fundadores y nuevos cuadros; esa discusión ya está superada por los hechos. Se trata de una cuestión de quien trabaja o no, y de quien mide en una encuesta lo que hace falta para ser un candidato ganador. Así de simple. Cualquiera que haya trabajado desde 2018 en adelante tiene sobrados derechos para ser candidato. El que no trabaje por el proyecto, aunque tenga 10 años en el partido, no puede exigir nada. Esa es la idea. 
Un ejemplo. En el entorno de la gobernadora dicen que los referentes que hoy se muestran como la oposición del marismo dentro de MORENA, hace años que no forman parte del trabajo partidario. “Aparecen cuando vienen las candidaturas y hacen presión con algunos medios de comunicación. Nada más”, explicó alguien que los frecuenta y dialoga con ellos. 
Esa forma de actuar también mide la lealtad al proyecto. Es sabido que la gobernadora quedó muy desencantada de 4 o 5 diputados actuales de la 4T que jugaron un papel casi opositor a veces. No quiere más de esas aventuras personales que no suman nada al proyecto.

.

LOS NOMBRES 

.

Hasta hace pocos días la lista de candidatos al Congreso tenía algunos nombres fijos. Por ejemplo, el del presidente del Consejo Estatal de MORENA, Jorge Sanen; el titular del Deporte estatal, Erik Arcila; la subsecretaria de Bienestar Paola Moreno; la ex diputada Tepy Gutiérrez; los diputados José María Chacón y Omar Rodríguez; el regidor Saulo Aguilar; el secretario del ayuntamiento de Benito Juárez, Pablo Gutiérrez; el síndico de ese ayuntamiento, Miguel Ángel Zenteno; la presidenta de MORENA, Johana Acosta, o el operador electoral Francisco “Paco” Carrillo, entre otros. 
Pero esa lista ha sufrido modificaciones. Pablo Gutiérrez y Miguel Ángel Zenteno se quedarán en el proyecto de Ana Paty en Cancún. La presencia del marismo en la sociedad política con la alcaldesa así lo requiere. 
Omar Rodríguez podría tener otro destino político. “Paco” Carrillo parece más cómodo fuera de los flashes, en el mundo de la operación electoral, donde se mueve sin reflectores y a sus anchas. Y lo de Tepy Gutiérrez se ha complicado. La ex diputada aparecía casi como una fija para el distrito de Tulum. Pero su inclusión en esa lista ha generado más problemas que soluciones.
Tulum es aún un polvorín, en algún sentido. El marismo no cierra del todo el acuerdo con Romy e Ileana Dzul, y la salida de Jorge Portilla de la 4T hacia MC hace ruido. La inclusión de Tepy en ese mundo ya convulso, es innecesaria. Además, parece demasiado premio para alguien que políticamente se recuerda más por su vinculación con Carlos Joaquín que por algún servicio a MORENA. 
Su vinculación a MORENA es lateral, y no representa ningún grupo interno; más bien representa a uno externo. Y la idea es construir candidaturas que abarquen a todos los grupos y sectores del morenismo, o al menos que no generen problemas entre ellos. 
Mara también se preocupa por los aliados, aunque allí no se meterá de más. El PT quiere a Hugo Alday en el distrito 3, y Lorena Martínez pelea por el distrito 5. La continuidad de Alday, tomando en cuenta lo que fue su paso por la actual Legislatura, no es una buena noticia, pero tampoco del todo mala; es manejable. Y Lorena tuvo expresiones durísimas contra Mara días atrás, que ya llegaron a oídos de la gobernadora. Aun así, hasta hoy el primero cuenta con un apoyo de la dirigencia nacional con el cual no cuenta la segunda. 
El Verde resuelve sus cosas y no genera problemas. Renán Sánchez aparece con muy buenos números como candidato al distrito 11 de Cozumel, y al distrito 10 de Playa del Carmen lo busca María José Osorio. En el distrito 4 podría repetir Cristina Alcérreca. Pero, como se dijo, es un tema que va a resolver el propio partido y siempre de acuerdo con Mara.  
Los nombres van y vienen pero la lista empieza a delinearse entre morenos leales, funcionarios y gente con fuerza electoral. Y también con una idea de proyecto a futuro. Los nombres que lleguen al Congreso serán parte central de la nueva clase política de MORENA más allá de 2027, y ahí estará asentada la esperanza de la continuidad de la 4T local. 
Por ese motivo, no es poca cosa lo que se define en esa lista que Mara hace y rehace con prudente minuciosidad. 

.

(fotografía Alfredo Maya)