Le ofrecen a Marybel el distrito 2 federal de Chetumal; Solidaridad, el gran desafío para MORENA

Le ofrecen a Marybel el distrito 2 federal de Chetumal; Solidaridad, el gran desafío para MORENA
Hugo Martoccia – Mesa Chica 

.

Ha pasado un mes de la campaña federal y el panorama político de Quintana Roo no se ha movido hacia ningún lado. MORENA continúa siendo una marca muy fuerte, y Roberto Palazuelos, de MC, parece haberse decidido a pelear el segundo lugar con la panista Mayuli Martínez para ver quien entra al Senado. 
En las diputaciones federales el escenario es aún más cómodo. Los temas que hay que resolver aún son algunos que están dentro de MORENA. En ese sentido, la opción de que Marybel Villegas pudiera ser candidata del distrito electoral federal 3 de Cancún, ya se cayó. 
Como respuesta a eso, se ha puesto sobre la mesa una candidatura en el distrito 2, con cabecera en Chetumal, en donde hoy es candidata Elda Xix. Lo que resta por resolver es saber si Marybel lo va a aceptar. Pero la senadora no parece tener intención de mudar sus expectativas políticas al sur; su objetivo siempre fue Cancún. 
Un problema que hay allí es que no es posible una cohabitación en ese escenario electoral entre ella y la alcaldesa Ana Paty Peralta, que va por su reelección. Los agravios de los que se acusan mutuamente han sido demasiados. 
Tampoco es cómodo para Mara Lezama. La gobernadora cenó con Claudia Sheinbaum cuando la candidata presidencial visitó el estado, y se mostró abierta a incluir a Marybel en el armado electoral, para mantener la unidad del movimiento. Pero también quedó en claro en esa conversación, que no hay una razón para darle distrito 3 y no algún otro. La realidad es que el nombre de Marybel no mueve ninguna encuesta particularmente. Donde gana MORENA, gana MORENA; con el nombre que le pongan. 
Claudia Sheinbaum entendió ese escenario. La referencia a la candidata presidencial no es gratuita: de allí surgió la opción de darle a Marybel un espacio. Claudia y la dirigencia nacional de MORENA no quieren rupturas ni conflictos innecesarios. Y esa instrucción ha bajado a todos los estados. 
Pero tampoco van a desarmar un tablero electoral que está bien acomodado. En el ámbito nacional, Quintana Roo es, hasta hoy, casi un oasis electoral. Los números dicen que van a ganar (los de MORENA, al menos) y los conflictos internos son mínimos. Nadie quiere inventar problemas donde no los hay. 
La pelota ahora está en la cancha de Marybel. Su ambiciosa lista de posiciones para negociar su permanencia en MORENA no prosperó, pero el distrito 2 no es una oferta menor. Allí, en 2021, Anahí Gonzalez se convirtió en la candidata a diputada federal más votada del estado. 
Marybel está en ese momento crucial de su vida política de analizar si la 4T aún es el espacio que ella requiere para sus aspiraciones. La opción de salirse hacia un partido opositor está vigente. Pero la realidad es que los números no la acompañan para una aventura así.
Como pasa con casi todos los candidatos, si se miden por MORENA dan números espectaculares; pero fuera de MORENA su realidad electoral es otra. Marybel apenas pasa de un dígito como candidata de cualquier partido que no sea el guinda. 
Pero, por supuesto, ella tiene otros números que la ponen arriba de todos. Y esa es hoy su disyuntiva: cuál de esas dos versiones es la realidad. 

.

SOLIDARIDAD 

.

El otro tema central del marismo es la elección en Solidaridad. Las encuestas que tiene Mara le dan a Estefanía Mercado 15 puntos de distancia sobre Lili Campos. Sobre eso, la estrategia es continuar cerrando el círculo de alianzas locales alrededor de Estefanía, y, por otro lado, comprometer a todos los referentes políticos del estado (alcaldes y alcaldesas, fundamentalmente) para que aporten gente propia para apoyar esa elección crucial, que es la madre de todas las batallas del 2 de junio.
Para Mara se ha convertido en una prioridad política. La gobernadora sabe que ganar todo es su carta de poder y control no sólo hacia el mundo político interno, sino también hacia el nacional. No habría forma de festejar realmente un triunfo en el próximo proceso electoral si se pierde Solidaridad, porque allí se gestaría su principal oposición para 2027.  
En el equipo de Lili (y hasta algunos de la 4T) ven las cosas diferentes. Dicen que esa supuesta diferencia a favor de MORENA es de encuestas pero no de calle, y que en realidad hay una suerte de empate técnico en esa elección. Consideran que la alcaldesa de Solidaridad tiene los recursos técnicos, humanos y económicos para hacer de la próxima elección una pesadilla operativa para la 4T. 
Desde el entorno de Lili se proponen evitar cualquier tipo de confrontación, y mandan la señal de que ella no será un problema para Claudia ni para Mara. Quieren, con ese mensaje, convencerlas de que dejen que la elección local se resuelva entre ella y Estefanía, sin manos externas.
En ese sentido, la gente de Lili hizo correr la versión de que el flojo evento de Xóchitl Gálvez en Playa del Carmen, donde los espacios vacíos fueron evidentes, fue una suerte de señal hacia la 4T de que Lili también apoyará a Claudia, a cambio de que no se metan en su municipio. 
Del lado del equipo de Claudia dicen que han recibido el mensaje, pero no les interesa. Según sus números, la elección federal está muy clara en el estado, y Xóchitl está muy lejos de pelear contra su candidata. Cualquier gesto a favor de esa victoria casi segura es una redundancia. 
El problema ahí es local. Lili, reelecta, es la natural candidata a la gubernatura de la oposición. Es muy difícil congeniar ese escenario con el control total al que aspira Mara, entre lo cual sobresale el manejo de su sucesión.  

.

MÁS ALLÁ 

.

Las encuestas que ve Mara muestran una consistente subida de Movimiento Ciudadano en algunos municipios. Por ejemplo, se consolida en Chetumal, José María Morelos y Tulum, y está peleando el segundo puesto con el PRIAN en Benito Juárez al igual que en la senaduría. 
En ese punto, las versiones se dividen. En el entorno de la gobernadora dicen que se trata sólo de un reacomodo de los votos opositores. Hay una huida consistente de la gente de todo lo que sea PRI (fundamentalmente) y PAN, y han tomado la opción de MC. Pero aseguran que ningún voto de MORENA ha saltado hacia ese lado. 
La distancia entre la 4T y la oposición, aun en municipios complicados, es suficiente para ganar con cierta comodidad, dicen. Pero ya ven a MC consolidándose como la oposición más firme. 
En la oposición tienen otra versión de los hechos, que aquí ya se ha consignado. Dicen que MC ya está cerca de Yensunni Martínez en Othón P. Blanco, y de Erick Borges en José María Morelos, y, en el caso de Cozumel, el PRIAN ya está empatado con MORENA.
¿Quién tiene la razón? Es imposible saberlo. Hay tanta distancia entre las encuestas de unos y de otros, que esos números empiezan a perder sentido. Ya sólo resta esperar la noche del 2 de junio para ver cual es la realidad.