Mara no le dijo aún a Juanita que no va a la reelección, pero la 4T Cozumel ya se debate entre un priísta y un verde

Mara no le dijo aún a Juanita que no va a la reelección, pero la 4T Cozumel ya se debate entre un priísta y un verde
Hugo Martoccia – Mesa Chica 

.

El pasado viernes, diversos referentes del partido local MAS en el estado, dieron a conocer en conversaciones privadas que se saldrían de la coalición de la 4T, que integran con MORENA, PVEM y PT. El lunes el partido dará una conferencia de prensa para hacerlo oficial. ¿Podría cambiar algo en estas horas? Sólo si hay una decisión en contrario de Mara Lezama, algo que hasta ahora no ha ocurrido. 
Las razones de ese rompimiento ya fueron expresadas en esta misma columna el domingo. La salida del MAS de la coalición permitirá que en Cozumel pueda haber un candidato hombre (ver la explicación abajo). En el fondo, lo que está en juego es la candidatura de la alcaldesa de la isla, Juanita Alonso, a la reelección. 
Lo que se dice en MORENA es que Juanita no está bien en las encuestas, y que es superada por el diputado local del Verde, Renán Sánchez Tajonar, y el titular de la Fundación de Parques y Museos, José Luis Chacón, en ese orden. Por eso se abrió la posibilidad de que pueda haber un candidato hombre, para intentar ganarle esa elección a la oposición, que llevará de candidato a Pedro Joaquín Delbouis. 
Juanita esperó en vano que este sábado Mara le dijera algo de su situación política. La gobernadora estuvo en Cozumel en varios eventos públicos, pero no dijo una palabra del tema. Trató muy bien a Juanita en público, pero hizo lo de siempre: juntó a la alcaldesa con Renán y Chacón en sus eventos. Aunque juntar es un verbo casi excesivo para esos encuentros; la relación entre esos tres actores políticos es, literalmente, muy mala. 
Y esa es una señal de preocupación para lo que viene. Si Juanita no es candidata ¿va a apoyar a Chacón, por ejemplo? Es muy difícil imaginarse cómo resolver en unos días tres años de pésimas relaciones, chicanas, y golpes bajos de un lado y de otro. 
Una voz autorizada de la política cozumeleña dijo horas atrás: “Quizá para Juanita, hoy, es más fácil sentarse a negociar algo con Pedro Joaquín que con Chacón o Renán”. ¿Será tan así? Si lo es, eso es todo un riesgo de cara al 2 de junio. 
La realidad es que en Cozumel el PRI y el PAN, que van unidos, aún tienen fuerza y un muy buen candidato con Pedro Joaquín Delbouis. En 2021, MORENA ganó por un margen muy estrecho. La propia Mara ha dicho en alguna ocasión que la única forma de ganar es con todos unidos. Y la realidad es que esa unidad está muy lejos de concretarse. 
Aunque MORENA minimiza esos encontronazos, lo cierto es que la 4T en Cozumel parece estar más cerca del caos que del acuerdo. 
.
LA OTRA MIRADA 
.
En el entorno de la alcaldesa tienen una visión muy diferente de la situación; muy diferente a la  que propone MORENA. 
¿De qué encuestas hablan?, se preguntan allí. ¿A quien le van a hacer creer que Chacón gana una encuesta en Cozumel?, insisten. MORENA gana las encuestas, y puede ganar con quien pongan si hay unidad, esa es la única realidad, aseguran. Lo natural sería darle la reelección a la alcaldesa, como se ha hecho en casi todos los municipios. 
La visión que hay es que quienes no van a la reelección (hasta ahora, sólo Emir Bellos en Lázaro Cárdenas) es porque no son parte del grupo selecto del poder estatal; no hay ninguna otra razón política. En ese sentido, José Luis Chacón ha sabido meterse en ese círculo cerrado de poder y ese es todo su mérito para ser candidato. Esa la visión que tienen.
La propia Juanita ha ido más allá, y en su círculo íntimo ha dicho que augura un conflicto muy fuerte si la sacan de la candidatura. Chacón y Renán nunca se pondrán de acuerdo entre ellos, dice. La primera guerra será interna, y quizá genere una implosión en la 4T local.  
Y algo de razón tiene. En el Verde dicen que hasta el momento Chacón ha sido muy reacio para acordar algo con ellos. En el partido de Jorge Emilio González Martínez hacen hincapié en que la encuesta la ganó Renán, y que como candidato a diputado va a ser fundamental para llevarle votos a Chacón desde esos lugares donde el ex priísta no es bien visto. De hecho, aclaran que a quién le correspondería la candidatura a la presidencia municipal es a Renán. 
Por eso, creen que no hay demasiado lugar para la soberbia y la cerrazón. Sin los votos que el Verde y Renán le van a dar, Chacón no puede ganar, aseguran. 
Aun así, Chacón todavía no quiere hablar con ellos. 
.
EL MAPA Y EL TERRITORIO, OTRA VEZ 
.
En este mismo espacio se dijo hace un par de semanas que en Cozumel no es lo mismo, desde el punto de vista electoral, el mapa que el territorio. O sea, las encuestas pueden decir muchas cosas, pero hay que ver quién opera mejor con los liderazgos locales. Así se ganan las elecciones. 
Un operador de la 4T en esa zona asegura que actualmente el PRI ha quedado muy diezmado, y que en territorio la 4T es mucho más fuerte. Según esa versión, el Verde y MORENA se han quedado con una parte no menor de la vieja estructura priísta. 
En ese sentido, también dice que una supuesta rebelión de Juanita Alonso no sólo sería muy imprudente para su futuro político, sino también ineficaz. Juanita no tiene estructura, y creen muy difícil que sea capaz por sí misma de movilizar los votos necesarios y suficientes para dar vuelta una elección. 
“Tiene que apoyar el proyecto, aunque no le toque a ella. Y dudo que Juanita tenga la capacidad de mover 3 mil votos para otro proyecto ”, concluye. La referencia a ese número no es gratuita. Puesto en uno u otro lado de la balanza, puede hacer ganar una elección. 
En el PRI, por su parte, hay mucha confianza en ganar el 2 de junio, y creen que MORENA está pecando de soberbia, algo que ellos ya vivieron y sufrieron. 
Un priísta de años lo explica así: “El problema de la isla es la inseguridad. Está desbordada; la gente perdió la tranquilidad, algo que nunca había sucedido. Los malos le colgaron una manta en la casa de la presidenta municipal. MORENA no va a ganar la elección porque los cozumeleños saben que esta crisis la trajeron ellos. Cozumel no es morenista; ya les dieron una oportunidad y fallaron”. 
No es, debe decirse, un argumento irreal. El gobierno de Juanita Alonso ha sido bastante cuestionable (por decirlo con elegancia), y si esa fuese la base de la expectativa para volver a ganar, ciertamente el escenario es más que complejo. 
.
LOS OTROS MUNICIPIOS 
.
En los otros tres municipios que aún faltan confirmarse candidaturas, las cosas están bastante claras. Menos en Lázaro Cárdenas, donde supuestamente hay un candidato confirmado pero la 4T no hace pie. 
Estefanía Mercado ya ha logrado cerrar acuerdos con casi todos los sectores del morenismo de Solidaridad, que la han aceptado como candidata. En el búnker marista tienen a Estefanía alrededor de 10 puntos arriba de Lili Campos, y creen que van a ganar el municipio. 
Ana Paty está en una situación similar, pero su construcción hacia adentro del morenismo cancunense fue anterior. En este momento, excepto por dos o tres referentes del “morenismo estridente” (ese que hace ruido en algunos medios pero tiene muy poco o nulo trabajo en las calles) no hay reparos para esa candidatura a la reelección en Benito Juárez.
Lo de Yensunni Martínez en Othón P. Blanco es muy particular. En MORENA no gustan para nada las encuestas que ven de ese municipio, pero Yensunni tiene suerte: no hay ningún rival interno que la incomode y la oposición no levanta. Sin intentar sonar a lugar común, puede decirse que su principal rival es ella misma. 
El último conflicto está planteado en Lázaro Cárdenas, donde el PT insiste en que Ismael “Mayito” Moguel no es su candidato y continúan proponiendo a Nivardo Mena para la presidencia municipal. Nadie entiende bien que está pasando en ese partido ni cuál es su objetivo realmente. Pero tampoco nadie hace nada por solucionarlo. 
MORENA tiene la posibilidad de inscribir al candidato que quiera, esa es la realidad. Así lo dice el Convenio de Coalición. Mara quiere a Mayito, pero el candidato ayuda poco cuando insiste en vestirse de verde y no marcar ninguna pertenencia ni cercanía al PT. 
Entre la soberbia de unos y los intereses económicos de otros, la 4T en Cozumel y Lázaro Cárdenas se debate entre quedar en manos de priístas borgistas o felixistas, o verde ecologistas. Sin duda, una extraña variación de la cuarta transformación. 

.

El MAS podría quedar fuera de la 4T si hay candidato hombre en Cozumel (Y un escenario intermedio)